TELE

Mi más reciente aventura televisiva, después de llevar desde 1990 en este negocio, fue la creación, producción, dirección e incluso presentación del “Bókeron Show“, el único concurso juvenil hasta la fecha sobre cultura local malagueña específicamente dirigido a estudiantes de instituto de la capital.

El proyecto, con 14 capítulos, fue emitido en Onda Azul (hoy Canal Málaga) durante la primavera de 2017, producido desde Minichaplin, patrocinado por Fundación Málaga,  contó con la colaboración de la Universidad (en cuyo patio del Rectorado están grabadas las sesiones) y el apoyo de las empresas locales Copicentro, Café Central, Helados Mira, Grupo Nebro, La Pinta Cruceros y el MIMMA – Museo Interactivo de la Música.

Me acompañó en su papel de sabio mi compinche, coach y experto en temas locales Antonio Márquez; en cada uno de los programas aparecen celebrities bokeronas y de entre todas ellas quiero destacar la muy especial de Chiquito de la Calzada (DEP).

Pero mi paso por televisión, queda dicho, comenzó mucho antes. Al inicio como reportero dicharachero, cuya misión era encontrar gente e historias curiosas. A destacar que, con coleta -que fue mi apodo antes de que llegara a la vida pública Pablo Iglesias-, vestía de manera absolutamente informal en una época en la que los varones que aparecían en pantalla solían vestir traje. Yo preferí parecerme a Javier Basilio, un grandísimo profesional de entonces (hablamos de los 90) que jugaba en sus reportajes con la ironía y cierta informalidad en el trato.

Cómo se hacen las biznagas, típica flor malagueña mezcla de pétalos de jazmín y un tallo de espino.

Van cuatro de esos trabajos, a cada cual con un personaje más curioso, de los varios cientos (creo que llegué a más de 500) que hice en esos años para distintos programas y cadenas.

Entrevista sobre el terreno con Juan Manuel Muñoz Osorio, pastor y campeón de Europa de ajedrez.
Paca Fernández Leiva, la última campanera de la iglesia de San Lorenzo de Úbeda (Jaén).
Pedro Gilabert, escultor naif almeriense y viajero extraterrestre.

Aunque sin duda lo que más recorrido ha tenido de todo cuanto he maquinado para la pequeña pantalla fue “La Banda del Sur“, un programa podría decirse que mítico porque llegó a ser el club más grande de Andalucía, con casi ¡200.000 niñas y niños afiliados!. Más desde luego que cualquier club de fútbol de Primera División.

A fecha de hoy aquella “herencia” aún se mantiene porque Canal Sur TV sigue llamando “La Banda” a su franja infantil. El formato y los contenidos son distintos, pero aquel espíritu y aquella aventura fueron tan poderosas que otorgaron una identidad a la programación dedicada al público minúsculo andaluz.

La dirección y co-creación del programa corrió a cargo de Carmelo Villar, productor musical y de quien fui compañero en Canal Sur Radio Almería, la producción fue de Pedro López Luna, la realización de Diego Bermúdez y el espacio lo presentaron al menos durante la primera etapa, un gran retrato -que aún conservo- de mi tío Narciso Garrido, un perro invisible y Pablo Miralles; quien curiosamente hoy dirige LB. El guión, donde se alternaba un mundo real con otro imaginario creado en postproducción, salió integramente de mi mesa de trabajo.

Me gusta pensar que aquel mundo al que dimos forma formará parte ya siempre de los recuerdos infantiles de miles de andaluces y andaluzas.

Primer programa de “La Banda del Sur”, el espacio infantil más longevo del país y del que fui cocreador.

Otro capítulo importante en una trayectoria ya larga como la mía son las series. Y entre todas tengo un especial recuerdo (bueno, en realidad una amplia colección de recuerdos) de Plaza Alta.

Escribiéndola conocí y aprendí de grandísimos y grandísimas profesionales del guión como Antonio Prieto, Antonio Onetti, Virginia Yagüe, Salvador Perpiñá, Arturo Cid, Lele Portas, Leslie Wilhemi (DEP)… de la dirección, como Tito Rojas, Antonio Hens o Paco Fernández Franco… de la actuación con versátiles profesionales como Cuca Escribano o Anibal Soto… y desde luego de la producción, con auténticos masters del universo como Eduardo Galdo (Linze TV) e Ibón Celaya (Zeppelin) por citar solo algunos y algunas.

Si bien conservo varios de los muchos guiones que escribí de este culebrón (por cierto, un rotundo éxito en la tele andaluza, y donde desempeñé tareas de dialoguista, biblista e incluso encargado de Placement), no guardo ninguna de sus grabaciones originales. Pero pasa eso está Internet. Buscando en la red encuentro un capítulo firmado por mi. Ni me acuerdo de haberlo escrito. Pero haberlo hecho significa formar parte de la historia audiovisual andaluza. Porque fue la primera ficción seriada de las que luego vendrían. Y gustó y mucho al personal esta historia bodeguera grabada en “La ciudad del Cine” de Coín. Brindo por haber estado en esta aventura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s